¡Increíble, Mr. Increíble!

Vinicio Barrientos Carles | Política y sociedad / PARADOXA

El problema con el mundo es que los estúpidos están seguros de todo y los inteligentes están llenos de dudas
Bertrand Russell

La expresión y la libertad van de la mano, de igual forma como sucede con sus antípodas: la mordaza y la represión. Así, en un país declarado como Estado democrático y republicano, se puede concluir que el uso de la fuerza, o la amenaza del uso de la fuerza, y la autoridad son síntomas claros de dos innegables fenómenos, léase: la falta de inteligencia y la desesperación desmedida, y casi lo más probable de ambos de manera simultánea. Estas dos componentes se han hecho presentes en los recientes actos, en los diversos intentos por establecer, mediante el Estado de derecho, algún tipo de formalismo legal adecuado por medio del cual evitar que el señor comisionado de la Cicig, Iván Velásquez, nombrado por el secretario general de la ONU, continúe en sus labores de dirección y coordinación de los esfuerzos por erradicar las principales redes de corrupción que operan en nuestro país, en búsqueda de la perpetuidad de la putrefacta y enquistada impunidad que nos aqueja y nos devora.

De manera específica, la reiterada orden que el señor comisionado no ingrese por ningún medio al territorio nacional hace patente las fuerzas obscuras que subyacen detrás de tales iniciativas. En este sentido, equipos completos de abogados y cómplices de la impunidad operan cual huestes del mal y hordas de los intereses de quienes no permiten que la mayoría del pueblo goce del bienestar y del inconsciente colectivo.

Fotografías proporcionadas por Vinicio Barrientos Carles, tomadas de redes sociales.

En esta pugna, figuran personajes en uno y otro lado de la maniquea orquestación. Los memes no se dejan esperar, y las polarización se hacen presentes. Los espectros políticos no se vislumbran por ningún lado. El fanatismo y la ignorancia política apuntan a que si no me apoyas, inevitablemente estás en mi contra. O apoyas una de las facciones, o eres un enemigo de ella. De la total apatía, a la desmesura y la conflictividad que roba la paz y crea la zozobra a nivel de país. La formación ciudadana se visualiza para muchos de nosotros como la única salida en el mediano y en el largo plazo. El rompimiento de la cultura de guerra se hace indispensable. Sin embargo, en el corto plazo, la incertidumbre y otro tipo de fuerzas exógenas nos conducen a un destino ciertamente incierto.

Destacan y se hacen notar en uno de los polos algunas figuras de la misma familia de superhéroes, pues mientras el Gobierno ha afirmado el pasado viernes 21 que defenderá la Constitución de la República usando y agotando todos los recursos a su alcance, la imagen persistente de sendos adalides de la justicia mal entendida son voceros de la prepotencia del imperio forjado en las familias de linaje y abolengo, que defiende a los caciques actuales en detrimento de la institucionalidad. En manifiesta pérdida de la mesura y expresando signos de hybris, empecinamiento y descontrol, han hecho de la mentira el vehículo fundamental que ha inundado todo los espacios provenientes de esta facción en agonía y en evidentes patadas de ahogado. La ciudadanía vigilante y manifiesta no se ha dejado manipular, y los intentos de manipulación han ido, uno tras otro, en estruendoso fracaso. Batalla tras batalla los adalides han salido perdedores y esto los ha obligado a botar sus máscaras de archienemigos ocultos entre la ciudadanía por un mejor país.

Fotografías proporcionadas por Vinicio Barrientos Carles, tomadas de redes sociales.

El primer personaje en la lista de lastimados es el bachiller dura es la ley. Y es que este personaje, creyendo actuar más allá del deber y del honor no se percata de lo que verdaderamente está haciendo, obnubilado y encandilado por las luces de su increíble arrogancia y sus complejos de defensor de la soberanía nacional. No hay mucho por cuestionarse sobre a quién responde el señor ministro, y sobre a quiénes defienden sus secuaces.

Las cosas podrían vaticinarse obscuras, desde distintos ángulos y perspectivas. Las dudas a veces resurgen, pero muchos estamos convencidos de que a pesar de la miseria y el sufrimiento, Guatemala se dirige con rumbo correcto a buen puerto, y los malos caéran, golpe a golpe, verso a verso… caerán. Nunca más volveremos a ese obscuro pasado que estos malos chapines quieren revivir. Pues a aquellos de quienes guardábamos dudas se les ha caído el velo de la hipocresía y el manto de la falsedad. Estamos más claros ahora sobre cuál es la lucha y en esa línea es que las recientes muestras de protesta y descontento han hablado, en marchas patrióticas han enmudecido el redoblante militar. Construimos democracia, y aunque los procesos llevan su tiempo, la impunidad en nuestro país será indefectiblemente cosa del ayer. ¡¡Nunca más!!

Fotografía tomada de La Hora.


Fotografía principal tomada de elPeriódico.

Vinicio Barrientos Carles

Guatemalteco de corazón, científico de profesión, humanista de vocación, navegante multirrumbos… viajero del espacio interior. Apasionado por los problemas de la educación y los retos que la juventud del siglo XXI deberá confrontar. Defensor inalienable de la paz y del desarrollo de los Pueblos. Amante de la Matemática.

Paradoxa

0 Commentarios

Dejar un comentario