El mango y sus beneficios

Susan Aragón Ruckwardt | Para no extinguirnos / CAMBIO DE HÁBITOS

El mango (Manguifera indica) es una de las frutas que disfrutamos los guatemaltecos en cada época de verano. En el mercado existe gran variedad de mangos, sin embargo, en Guatemala se comercializa mayormente el mango Tommy Atkins, Ataulfo, Kent, de mico, criollo o de pashte. Estos se cultivan más en los departamentos de Retalhuleu, Santa Rosa, Suchitepéquez, Escuintla, San Marcos y Jutiapa.

Hoy en día es posible encontrar mango a buen precio en todos los mercados y supermercados, ya sea mango verde, amarillo, diferentes tonalidades de verde-rojo o verde-violeta, mate o con brillo. El mango es una fruta exótica.

Al momento de seleccionar y comprar mango se debe tomar en cuenta los siguientes aspectos: 1) que no esté dañado con magulladuras, 2) que no posea manchas negras en la cáscara, 3) evitar los mangos de consistencia blanda y 4) escoger la madurez de acuerdo al tiempo en que se va a consumir.

El mango se puede consumir en distintas preparaciones. Por su consistencia y sabor agradable, la mayoría de las personas lo consumen crudo. Y por ello, es esencial durante la preparación, estar atentos en la higiene para eliminar bacterias, parásitos y residuos de insecticidas; y así evitar enfermedades infecciosas.

El contenido nutricional del mango cambia según la variedad y el grado de madurez. Es una fruta tropical que en comparación con otros alimentos tiene un alto contenido de agua; y es bajo en sodio, proteínas y grasas. Sin adicionarle azúcar, una taza de mango crudo proporciona:

  • Aproximadamente 100 calorías, siendo una opción para una refacción saludable.
  • Provee 3 gramos de fibra, que ayuda a prevenir el estreñimiento, brinda sensación de saciedad y ayuda en la digestión de los alimentos.
  • Aporta 100 % del requerimiento diario de vitamina C, que ayuda a la absorción del hierro proveniente de hierbas, mejora el sistema inmunológico, neurológico y contribuye a la formación de colágeno.
  • Aporta 35 % del requerimiento diario de vitamina A, que favorece a una buena visión, ayuda a la formación y al mantenimiento de dientes y huesos, protege al cuerpo de bacterias, parásitos y virus infecciosos.
  • Aporta 20 % del requerimiento diario de folato, que contribuye en la formación de glóbulos rojos.
  • Aporta 10 % del requerimiento diario de vitamina B6, que influye en el desarrollo cerebral durante el embarazo y la infancia, al igual que el sistema inmunitario.

El mango, al igual que la piña y la papaya, contiene enzimas proteolíticas, que ayudan a digerir las proteínas, descomponiéndolas en aminoácidos, facilitando así el proceso digestivo; contribuyendo a aprovechar mejor los nutrientes.

Adicionalmente, el mango posee antioxidantes (como polifenoles, flavonoides) que ayudan a proteger a las células normales del cuerpo de cualquier daño que pueda convertirlas en células mutadas y que a su vez se pueden convertir en células cancerosas.

La mejor manera de disfrutar del mango y sus propiedades nutricionales es comerlo al natural. Sin embargo, existen otras maneras para consumirlo que pueden contribuir positivamente en nuestra salud, combinándolo con otras frutas o vegetales en licuados, ensaladas, salsas, postres, entre otros. Y para tener más alternativas de recetas, les comparto el este enlace para aprovechar tanto el sabor, como los nutrientes del mango en distintas preparaciones.


Fotografía principal tomada de Gourmet de México.

Susan Aragón Ruckwardt

Nutricionista, dispuesta a apoyar a las personas a mejorar su salud a través de la alimentación. Aprecio disfrutar de un plato de comida hecho con esmero y cariño. Amante de los postres y del mar, agradecida por toda oportunidad de superación, y en busca de ser mejor cada día, como profesional y como ser humano. Tengo el propósito de compartir lo aprendido y brindar recomendaciones que ayuden a las personas a informarse sobre alimentación y a exhortarlas a atreverse a realizar cambios positivos y cotidianos que contribuyan a su bienestar.

Cambio de hábitos


Un Commentario

Anabella Marroquín H. 01/05/2018

En esta época del año, nos deleitamos comiendo los deliciosos mangos, pero es bueno conocer su beneficio, contenido nutrititivo y la mejor forma de comerlos. Gracias Licda. Susan Aragón por compartirnos este interesante artículo.

Dejar un comentario